Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Como reconciliar nuestra imagen corporal y disfrutar de la vida

Disfrutar del cuerpo y relajar la imagen corporal

Escuchando a otras personas aprendo mucho de mi mismo. Tu vivencia resuena en mi propio cuerpo-mente, permitiéndome sentir como tú y yo tenemos una imagen corporal o una elaboración mental de como es nuestro cuerpo particular. Y como con mucha frecuencia esta visión de nuestra parte física es rígida, pesimista y poco realista. Lo que repercute en nuestra autoestima personal. Por tanto, lo que necesitamos es aceptar y reconciliar la imagen corporal.

Imagen corporal e historia corporal

Reconciliar imagen corporal de la mujer desde una cara pintadaUn buen ejercicio para descubrir esto es escribir nuestra historia corporal o contársela a otra persona. También dibujar nuestro cuerpo nos ayuda a ver como fluye nuestra imagen corporal.

Cada vez que nos dibujamos o nos contamos esta historia corporal, pueden salir nuevos matices de nuestra faceta biológica. No hay nada malo en este relato o en los detalles con los que nos dibujamos. Son formas de conocernos y atendernos corporalmente. La clave es permitirnos que surjan creativamente todos los colores y aspectos de nosotros mismos.

Ciertamente nuestro cuerpo no es rígido. Es una realidad cambiante y flexible. De igual manera, nuestra idea o imagen corporal necesita flexibilizarse. Para así vernos en toda nuestra riqueza y diversidad. Y con ello aceptar el vivirnos corporalmente en todos nuestros matices y posibilidades.

La búsqueda de un ideal corporal

Reconciliar imagen corporal de la mujer frente al espejoCuando no aceptamos nuestra imagen corporal, pueden ocurrir varias cosas dentro de nosotros. Podemos darnos por perdidos corporalmente, considerando que nuestro cuerpo no tiene remedio, que no podremos cambiar y que nuestra edad sigue avanzando y aplastándonos con su decrepitud imparable.

También podemos luchar desesperadamente por lograr un nuevo ideal corporal. Buscar tener un cuerpo diferente con todos los medios a nuestro alcance: gimnasios, cirugía, medicamentos, alimentación, etc.

Y aunque a veces algunos de estos medios puedan ayudarnos a estar mejor fisicamente, es interesante darnos cuenta de si esta búsqueda desesperada por tener un cuerpo diferente está basada en una imagen corporal rígida y un ideal corporal irrealizable.

Esta imagen e ideal físico suelen asentarse en una comparación corporal constante con otras personas. Por ejemplo, vemos a modelos y queremos ser como ellos. Sin aceptar nuestra realidad corporal, nos perdemos en el deseo obsesivo por cambiar nuestra biología.

Somos un cuerpo vivo

Hombre bizco y su reconciliar la imagen corporal con humor

Es interesante darnos cuenta de como pensamos mucho sobre nuestro cuerpo, dejando menos espacio para simplemente experimentarnos como cuerpo. Vemos y evaluamos el cuerpo en 3ª persona, y nos cuesta vivirnos corporalmente en 1ª persona.

Desde fuera, desde nuestra mente mirando de lejos al cuerpo, todo son problemas, limites y enfermedades. Mientras que desde el gozo de ser cuerpo vivo estamos plenos de acciones y posibilidades.

Y el aceptar la imagen corporal surge natural como un acto activo y fluido.

Más que tener un cuerpo enfermo o envejecido, somos aquí y ahora experiencia corporal viva y sensible. ¿Lo sientes? Para un instante, respira y vívelo.

En presencia corporal, disfrutamos naturalmente de cada instante. Siendo cuerpo. Soy manos acariciando el teclado. Soy oído acogiendo sobre cada sonido. También soy vista reposando sobre cada objeto. Y brazos abrazándote.

La calma me llena como cuerpo sensible. Camino como piernas saboreando cada paso. Y soy acción naciendo y muriendo corporalmente. Siendo cuerpo me vivo en la plenitud de mis infinitas posibilidades de acción y gozo. Soy poder encarnado. Soy vida y soy ser.

Reconciliar Imagen Corporal siendo cuerpo vivo

Es simple reconciliar la imagen corporal. No hay que hacer nada, solo ser lo que somos. Soy cuerpo en este instante, siendo plena atención y aceptación. Soy mente centrada y en calma. Y me doy cuenta como mi imagen corporal y mis ideales corporales se difuminan como el humo. Soy experiencia viva y vibrante. Y descanso en la existencia sin necesidad de adornarla o imaginarla. La realidad esta viva y cambia a cada paso que doy.

Nada busco, ni siquiera soltar el ideal mental de mi cuerpo, ya que sencillamente en este instante no me sirve de nada. Solo soy y disfruto del regalo de ser vida cambiante y plena.

Y mi imagen corporal deja de ser un ente rígido, para ser un juego divertido y cambiante que me ayuda a organizar y recordar mis infinitas vivencias físicas. Me río rememorando mis muchos yoes corporales. Y ya no necesito mentirme, ni querer ser de otra manera a como me encarno en este instante.

Así dejo de ser una imagen corporal, para simplemente ser viviendo, creando y dibujando mentalmente mis múltiples facetas.

Credito de la imagen: Meditation, por landerburr. Con licencia CC-BY-NC

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

2 comentarios en “Como reconciliar nuestra imagen corporal y disfrutar de la vida”

  1. Efectivamente, la cuestión es cuando vivimos por un lado mi mente, y por otro mi cuerpo. Pienso en mi cuerpo disociado de él, y es ahí todo comienza todo un proceso de proyecciones hacia ideales.

    A través de la respiración y reconexión con las sensaciones físicas, extendiendo mi forma de pensar y sentir a todo mi organismo, es donde esas proyecciones no están presentes.

    1. Gracias Manuel por tu experiencia personal. Comparto tus palabras y tu vivencia. Este ver-pensar mi cuerpo en tercera persona, como una cosa que “debe conducirse”. Y esta reconciliación vivida en primera persona, de ser cuerpo, respirando, sintiendo, siendo,…
      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con mucho gusto te informamos que el responsable de tratar con cariño y transparencia la información que nos mandas es el Centro InterSer de Palencia, siendo la finalidad el poder ponernos en contacto y dialogar contigo en relación al Proyecto InterSer. Es por tanto tu legitimación y aceptación de la política de privacidad lo que nos da tu consentimiento para usar tus datos solo con estos fines de comunicación. Te contamos además que tus comentarios los alojamos y gestionamos con ayuda de WordPress. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en interser@interserediciones.com. Para más información lee nuestra política de privacidad. Gracias 🙂

Clase gratuita de yoga «suave» para ayudarte a reducir el estrés y tus molestias físicas

Descubre otro camino cariñoso para sentirte bien con tu cuerpo que no sea forzar a tu cuerpo a hacer posturitas rígidas o ir al gimnasio 😉

Clase grabada para que la hagas cuando quieras, con soporte y acompañamiento de Luna Martínez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace anterior para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba