Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

¿Es buena idea pensar en positivo y liberarse del pensamiento negativo?

Ojos leyendo: ¿Es buena idea pensar en positivo y librarse de lo negativo?Muchas personas tendemos a pensar en positivo. Queremos que todo lo positivo venga a nuestra vida. Y a la vez queremos liberarnos de todo pensamiento negativo. Lo intentamos con todas nuestras fuerzas, esperando que con está estrategia sufriremos menos y que por fin podamos ser felices.

En internet y en muchos ámbitos sociales encontramos todo tipo de consejos y frases para pensar en positivo. Formas de atraer lo bueno y desterrar lo malo. Métodos alternativos para no enfermar y vivir con plenitud. En un deseo sin límites por vivir en paz y sin problemas.

Y surge la pregunta ¿Es buena idea librarnos del pensamiento negativo y buscar solo el pensamiento positivo? ¿Realmente esto nos ayuda? ¿O tiene efectos secundarios contraproducentes?

En lo que sigue intentaré responder a estas preguntas.

La dificultad de pensar “solo” en positivo

Cuando elegimos enfocarnos solo en lo bueno y lo positivo, también estamos rechazando la otra parte. Si quiero estar con mis amigos “positivos”, a la vez me estoy alejando de personas que no me aportan. Esto lo hacemos constantemente. En nuestra mente estamos siempre comparando y optando.

Pensar en positivo implica pensar también en negativo“Necesitamos negar algo para poder afirmar lo contrario”

Por tanto, por más que luchemos por solo pensar en positivo, nunca lo lograremos. Por tanto, reconozcámoslo ya, nuestros pensamientos están llenos de negatividad. No es posible liberarnos de la negatividad de la mente.

El pensamiento positivo como fachada negativa

Me he dado cuenta que muchos buscamos maquillar lo que no nos gusta de nosotros mismos. Intentamos cubrir nuestras negatividades con capas y capas de bondades. Y así nos autoengañamos y engañamos a los demás.

Sé que duele no ser perfecto y siempre positivo, pero es así. Por eso, en realidad no es buena idea intentar pensar en positivo siempre, ya que esto no es realista y posible.

Es duro reconocer la rigidez y negatividad de nuestra vida y nuestra mente. Desearíamos que no fuera así, sin duda. Y hemos de reconocer que queramos o no, en nosotros habita esta tendencia a maquillar positivamente la realidad. Es parte de nuestra psicología humana que repetimos una y otra vez.

Pensar en positivo y ocultar lo negativo… no funciona y nos daña

Ten muy en cuenta que:

  • Lo sano es reconocer que tenemos dentro tanto el pensar negativo como el positivo. Y relajarnos en nuestra realidad dual.
  • Lo insano es luchar por ser solo positivos. Negarnos la parte negativa y obsesionarnos contra ella.

Esta obsesión y sobreesfuerzo del optimista compulsivo genera mucha angustia. Querer que todo sea positivo tanto dentro como fuera de nosotros es un deseo inmenso. Y la realidad no suele responder “positivamente” a nuestras grandes expectativas.

Hace poco leí este artículo de Jeff Foster: la negatividad del pensamiento positivo, que me parece muy revelador. Destacaré algunos de sus párrafos:

«El pensamiento positivo es realmente un pensamiento completamente obsesionado con la negatividad, enfocado en la negatividad, en guerra con la negatividad… lo que resulta bastante negativo, si lo pensamos bien»

La dualidad positivo-negativo nos aleja de nuestra realidad de luces y sombras…

Es importante darnos cuenta de como el pensamiento positivo nos evade y nos desconecta de lo que realmente sentimos. Ver que es una forma de pensar automática que niega compulsivamente nuestro dolor, pintando de rosa la realidad. Descubrir como trata de seducirnos con espejos de colores y alejándonos de nuestra vulnerabilidad humana.

Walter Riso: Realismo inteligenteEn realidad, este pensar en positivo es una lucha constante contra nuestros defectos, nuestros errores y nuestra sombra. Un rechazo a todo lo que consideramos pésimo en nuestra vida. Y por muy acertado que creamos que es esta actitud “contra” lo negativo, este positivismo en el fondo nos está matando.

Olvidar la mitad de la vida es desconectarnos, rompernos, fragmentarnos por dentro. Y así, cuando bajamos la guardia del pensamiento positivo, es muy normal que sintamos que algo nos falte, aunque nos cuesta identificar que es…

Más que crear pensamientos positivos, lo que necesitamos es un atender con realismo nuestra propia vida. Una atención amable que acoja y abrace todo lo que somos, incluyendo nuestras emociones negativas, defectos y peculiaridades particulares.

Del pensar la realidad al simplemente amarla

No estamos aquí para pensar sobre el mundo, sino para aprender a amarlo en toda su diversidad. Y nuestros aparentes errores y aspectos que consideramos negativos son solo aspectos de esta diversidad. Una diversidad que desde la aceptación encuentra su propio orden menos destructivo.

Los errores contienen en si mismo mucho potencial. Si nos negamos a fallar, también estamos negando la posibilidad de aprender de ellos, y el éxito que este aprendizaje nos pueda traer.

«Lo ‘negativo’ es sólo un aspecto de nosotros mismos buscando desesperadamente amor, no rechazo ni más sofocación. Podríamos sentirnos mejor momentáneamente a través de distraernos de lo ‘negativo’, pero en realidad, no hay ninguna fuente externa de felicidad»

La dualidad positivo-negativo

Negar lo negativo no es positivoNuestros pensamientos positivos se nutren de pensamientos negativos. En realidad es nuestra mente la que cree que vive en esta dualidad negativo-positivo. Desde ella todo lo vemos en polaridades bueno-malo, adecuado-inadecuado, mío-tuyo,…

A nivel práctico este pensamiento nos es de gran utilidad por ejemplo para diferenciar una avispa peligrosa de otro insecto que no pica. Sin duda necesitamos etiquetar con la mente para protegernos. El conflicto empieza cuando nos creemos ser esta mente y todos sus dualidades mentales.

Y el pensamiento positivo es un síntoma de que nos seguimos creyendo que somos esta dualidad en nuestra mente. Y esto no es así.

“Negar lo negativo no es un acto positivo, sino que refleja más bien una mirada miope”

Realidad simple. Intensidad viva

Tu vida en todos tus matices está más allá de tu mirada parcial. Tu vida es pura inmensidad. Está más allá de todo limite positivo o negativo y se abre para englobarlo todo. Tu vida ya está brillando ahora mismo sin necesidad de colores, maquillajes o interpretaciones.

No hay un mundo positivo que inventarse, como tampoco hay una negatividad que esconder. La realidad es simple y está expresándose en cada paso que damos. Nos caemos y nos levantamos. Gritamos, lloramos y reímos. Nuestra experiencia ya está ocurriendo sin necesidad de una mente que trate de definirla y controlarla.

«El pensamiento positivo no sana realmente en el sentido más profundo de la palabra, el pensamiento positivo crea el pensamiento negativo, y después, se opone a él. De esto puedes estar positivamente seguro»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

2 comentarios en “¿Es buena idea pensar en positivo y liberarse del pensamiento negativo?”

  1. Grande artículo y, se repite….me llega en el momento preciso.

    Mil gracias por compartirlo, eso es profundidad, querer buscar el sentir interior, me sirve mucho.

    Un abrazo muy grande

    Me gustará conoceros un día, os sigo! realismo para este nuevo proyecto que vais a parir!

    1. Hola Sònia! 🙂 Me alegro mucho que el artículo y esta experiencia te resuene dentro. En esta profundidad que sin duda compartimos.

      Será un placer conocerte. Si pasas por Palencia estaremos encantados de recibirte por el Centro InterSer que esperamos que en enero 2017 abra sus puertas y nos ayude a catalizar todo esto que llevamos dentro. Ya te iremos contando.

      Otro abrazo inmenso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con mucho gusto te informamos que el responsable de tratar con cariño y transparencia la información que nos mandas es el Centro InterSer de Palencia, siendo la finalidad el poder ponernos en contacto y dialogar contigo en relación al Proyecto InterSer. Es por tanto tu legitimación y aceptación de la política de privacidad lo que nos da tu consentimiento para usar tus datos solo con estos fines de comunicación. Te contamos además que tus comentarios los alojamos y gestionamos con ayuda de WordPress. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en interser@interserediciones.com. Para más información lee nuestra política de privacidad. Gracias 🙂

Clase gratuita de yoga «suave» para ayudarte a reducir el estrés y tus molestias físicas

Descubre otro camino cariñoso para sentirte bien con tu cuerpo que no sea forzar a tu cuerpo a hacer posturitas rígidas o ir al gimnasio 😉

Clase grabada para que la hagas cuando quieras, con soporte y acompañamiento de Luna Martínez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace anterior para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba