Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Practicas guiadas para conseguir la relajación mental, la relajación emocional y la relajación física

Relajación mental y emocional en las alturas

Desde este espacio no buscamos solamente inspirarte con textos motivacionales. También te ofrecemos recursos prácticos y experiencias sensibles para el desarrollo integral de la persona.

Un punto de partida que no puedes dejar de lado es el de aprender a relajarte, sin quedarte en la mera relajación física de tus músculos, sino yendo más allá incorporando a tu día a día, además, las habilidades de la relajación emocional y la relajación mental.

Relajarte es una vivencia poderosa y sanadora que incluye el soltar muscular, la sensibilidad emocional y la aceptación mental.

Estas 3 formas de relajación las exploramos activamente tanto en las clases de yoga del Centro InterSer, como en la Escuela Online de Yoga y Meditación.

Además hemos llegado a un acuerdo de colaboración con la psicóloga Lourdes Garrido Mayo para usar algunos audios suyos de su método practico de Relajación Integrativa. Esta es una práctica para soltar y relajar todo lo que nos constituye como personas.

La relajación física está muy bien, pero puede expandirse sus efectos para ayudarnos a manejar mejor nuestras emociones y también para tranquilizar nuestro flujo de pensamientos con la relajación mental. Según comenta Lourdes:

«En la Relajación Integrativa se trabaja mediante diferentes métodos de relajación incluyendo el trabajo corporal, cognitivo, emocional y creativo, utilizando la visualización imaginativa y creativa y trabajando a la vez una serie de bloqueos»

La sinergia de prácticas de relajación en los distintos ámbitos que nos constituyen –cuerpo, emociones, mente– nos ayudará a soltarlo todo y acoger mejor los diferentes aspectos que constituyen nuestra realidad. Con frecuencia, trabajar un solo aspecto no es suficiente como voy a intentar reflejar en dos ejemplos con los que igual te identificas:

  • «Mi cuerpo esta muy tenso. Me duele la espalda y me siento ahogado. Incluso tengo miedo a tener alguna enfermedad física. Intento relajar mi cuerpo como he aprendido en clases de Yoga, pero no consigo quitarme las molestias» Respuesta: En muchos casos, la tensión corporal está asociada a nuestra rigidez emocional y mental, que se manifiesta en lo físico. Necesitamos además relajar nuestras emociones y pensamientos, para lograr relajar el cuerpo.
  • «Siento mi cabeza pesada. Estoy preocupado. No puedo parar el flujo compulsivo de pensamientos angustiosos. Visualizo e intento aplicar algunas técnicas de relajación mental, pero aún me siento muy inquieto» Respuesta: En este caso, sin atender y calmar también el cuerpo y estas sensaciones fuertes que son las emociones, es más difícil conseguir que la mente se relaje.

En los apartados siguientes te aporto 2 ejercicios para la relajación corporal, la relajación emocional y la relajación mental. Y al final las uniremos en una práctica sinérgica de Relajación Integrativa. No me explayó mucho ya que queremos preparar más adelante un taller sobre relajación. Un curso sencillo que nos ayude a superar algunos de los obstáculos que tenemos para relajarnos. Por hoy nos centraremos en los dos problemas que planteamos hace un momento:

1) Relajación corporal, la base para soltar mis tensiones

En el primer caso, cuando el cuerpo se siente tenso, con dolores de espalda y tal vez con ahogo respiratorio. Empezamos con un sencillo ejercicio de relajación del brazo que nos propone Lourdes. Para luego realizar el otro ejercicio de relajación más mental que acabe de ayudarnos a calmarnos y que veremos en el apartado siguiente.

Podemos trabajar la relajación corporal prestando atención a las diferentes señales corporales. Despertar la conciencia corporal es clave, ya que estamos usando la propia mente para bajar al cuerpo. Nos obsesionamos menos en la cabeza ya que nos centramos en sentir el cuerpo.

Para empezar el ejercicio, descansa tranquilamente en un sillón y sigue las instrucciones. Son solo 4 minutos y medio. Puedes practicarlo con frecuencia en casa, en la oficina o en momentos de descanso:

2) Relajación mental y emocional

Y ahora pasamos el segundo ejemplo, cuando el problema lo sentimos más en nuestra mente preocupada. Si tenemos pensamientos que no paran y nos arrastran. Entonces vale la pena primero hacer un acondicionamiento corporal con el ejercicio anterior. Y luego pasar a la dinámica del paisaje interior que nos guía Lourdes.

Esta hermosa relajación mental se sirve de visualizaciones que te ayudan a descansar en un espacio en el que te vas a sentir protegido y creativo. Por tanto, tras hacer la relajación física en tu sillón, escucha este nuevo audio que dura casi 7 minutos:

3) Relajación Integrativa

Lo anterior es solo una introducción para que vayas practicando esta relajación integrativa. También puedes leer el libro de Lourdes: De la medicación a la relajación, que además incluye un audio muy completo que yo uso continuamente para relajarme.

Espero que estos dos recursos que te he aportado te resulten de utilidad. Que te guíen a relajar tu mente, tus emociones y tu cuerpo, en función de los obstáculos cotidianos que tengas. Para mi son fundamentales.

¿Qué tal fue para ti la experiencia con los ejercicios? ¿En que otros problemas diarios sientes que te ayuda el relajarte?

Puedes contarnos en los comentarios…

Crédito de la imagen: Saleve and Relax por Matteo Castelli y licencia CC-BY-NC.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con mucho gusto te informamos que el responsable de tratar con cariño y transparencia la información que nos mandas es el Centro InterSer de Palencia, siendo la finalidad el poder ponernos en contacto y dialogar contigo en relación al Proyecto InterSer. Es por tanto tu legitimación y aceptación de la política de privacidad lo que nos da tu consentimiento para usar tus datos solo con estos fines de comunicación. Te contamos además que tus comentarios los alojamos y gestionamos con ayuda de WordPress. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en interser@interserediciones.com. Para más información lee nuestra política de privacidad. Gracias 🙂

Clase gratuita de yoga «suave» para ayudarte a reducir el estrés y tus molestias físicas

Descubre otro camino cariñoso para sentirte bien con tu cuerpo que no sea forzar a tu cuerpo a hacer posturitas rígidas o ir al gimnasio 😉

Clase grabada para que la hagas cuando quieras, con soporte y acompañamiento de Luna Martínez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace anterior para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba