Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

La mota de polvo sobre la joya de tu vida no puede borrar tu brillo único

Mano iluminada con brillo únicoEs curioso observar esto con calma y respeto hacia uno mismo. Como nuestras mentes tienden a fijarse en la mota de polvo, el error, la imperfección… más que en nuestro propio brillo único. De tal forma que nuestros pensamientos con frecuencia llenan nuestras experiencias de «peros»…

«Estuvo muy bien… pero…»

«Hice lo que pude, pero no fue suficiente»

Ves tu cara bella en el espejo y tu mirada se va a este granito que te ha salido. Escuchas esta preciosa voz, pero solo te fijas en el único momento en que desafina. Recuerdas tu gran viaje y tu mente se evade a cuando te robaron la cámara…

Así es la mente, una pequeñísima mota de polvo que no puede enturbiar nuestra esencia y el brillo único que somos.

Cuando sueltas la mota de polvo…

Y soltamos la mente. Permitiendo que nuestra atención deje de focalizarse en la mota de polvo que es nuestra mente, para abrirse al infinito misterio de nuestro ser.

Reconocemos profundamente que la voz en nuestra cabeza es solo una pequeña parte de nuestra experiencia. Y que nuestra identidad va más allá de la pequeña mente.

Nuestro cuerpo se relaja. Las emociones vienen y van en la conciencia. Nuestra mente se distiende y suelta su protagonismo. Y el brillo del momento y la intuición toman el protagonismo.

Estamos explorando un universo aún desconocido. Algunos lo llamamos conciencia, esencia, gran mente… Y más allá de como lo nombremos, estamos señalando a una calidad de la experiencia más profunda y genuina que las que estamos acostumbrados a vivir desde nuestra identificación con la mente personal.

Sonríe a las motas de polvo y sigue brillando con tu brillo único

Cuando ves motas de polvo por todas partes o alguien te las refleja, es el momento de sonreírlas y abrazarlas. Es un instante de comprensión y aceptación de como funciona nuestra mente. Y desde tu fondo inclusivo y acogedor, sigues brillando como la joya viva que eres en este interser de joyas brillantes que somos todos.

Y las motas de polvo sobre uno mismo y sobre los demás se convierten en una anécdota, una peculiaridad, otra forma de brillo… dentro del resplandor que es una hermosa forma de vida humana.

Descansa en el disfrute de este brillo eterno expresado en infinidad de posibilidades.

[Crédito de la imagen: Y ves el polvo en el aire, polvo en el aire. Mágico en tu habitación, por Mai Rodriguez. Con licencia CC-BY-ND]

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con mucho gusto te informamos que el responsable de tratar con cariño y transparencia la información que nos mandas es el Centro InterSer de Palencia, siendo la finalidad el poder ponernos en contacto y dialogar contigo en relación al Proyecto InterSer. Es por tanto tu legitimación y aceptación de la política de privacidad lo que nos da tu consentimiento para usar tus datos solo con estos fines de comunicación. Te contamos además que tus comentarios los alojamos y gestionamos con ayuda de WordPress. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en interser@interserediciones.com. Para más información lee nuestra política de privacidad. Gracias 🙂

Clase gratuita de yoga «suave» para ayudarte a reducir el estrés y tus molestias físicas

Descubre otro camino cariñoso para sentirte bien con tu cuerpo que no sea forzar a tu cuerpo a hacer posturitas rígidas o ir al gimnasio 😉

Clase grabada para que la hagas cuando quieras, con soporte y acompañamiento de Luna Martínez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace anterior para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba