Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

¿Cómo liberar al genio que llevo dentro?

Libero al genio que llevo dentro

Muchas mañanas me despierto dentro de una especie de cárcel. Una cárcel de dudas, de miedos, de inseguridad, de tensión, de conflicto interior. Me creo dentro del clan de los encogidos. Me siento dentro de una cortina de humo que no es real. Cuando lo real es este genio que llevo dentro que ya es libre.

Pero cada mañana la misma sensación. La misma creencia carcelaria. La misma tensión que me carcome por dentro.

¿De donde sale esta tensión y conflicto interior?

Me doy cuenta de que me identifico tanto con esta sensación de encogimiento y conflicto interior, que no puedo ver la realidad del luminoso genio que llevo dentro.

Y me quedo pillado a esta película, a esta historia, a este conflicto que engrandezco por momentos.

«Porque claro…» me digo «yo no quiero estar así ya que yo debo estar bien» Y si sigo por este camino, juzgándome y exigiéndome, la tensión sigue y sigue aumentando, y yo sigo encogiéndome más y más.

Así creamos las cárceles de genios

Voy un poco más despacio. Intentaré mostrar lo que veo que pasa muchas mañanas (o tardes) en mi (y tal vez en ti).

Todo comienza con una sensación de malestar en mi cuerpo o un dolor emocional. Una sensación y un dolor simple. Algo sencillo que me preocupa. A veces acepto estas molestias internas y luego las libero sin más. Pero otras veces me empiezo a poner nervioso «¿Qué me está pasando?» y saltan las alarmas y los miedos «a ver si me va a pasar como antes de ayer» y reacciono contra mi malestar «¡no debo sentirme así!» «yo no soy así» «¿Cómo narices elimino mi malestar?»

En este artículo Un pequeño ejercicio para superar el sufrimiento, Rafa López nos da otra pista de lo que nos pasa en esta certera formula:

Lo que sientes + tu reacción a lo que sientes = sufrimiento

Y es la suma de las dos cosas, sobre todo la segunda, la que me/nos mete en esta cárcel interna.

Esto es algo muy cotidiano en mi y en todos. No nos penalicemos por ello, ya que estamos aprendiendo y es normal ponernos nerviosos y reaccionar ante tantas cosas que sentimos e ignoramos dentro. Tenemos miedo y nos sentimos tan vulnerables…

Soltar el nerviosismo y liberar al genio que llevo dentro

Una vez que soy consciente de que me estoy poniendo nervioso y reaccionando a lo que estoy sintiendo, puedo enfocarme en acoger y relajar esta tensión. Acojo con cariño mi conflicto y mi querer huir de lo que hay aquí y ahora en mi vida.

Sin complicarme más, solo siento mi nerviosismo. Lo reconozco y lo doy la bienvenida. Si, acepto mi nerviosismo como algo tan humano en mi. Respiro y siento con calma lo que estoy haciendo, mi reaccionar ante lo que estoy sintiendo.

Y aquí es donde he empezado a parar el movimiento de reacción. He puesto conciencia y he puesto amor. Y acojo como soy, como siento y como reacciono.

El mayor conflicto esta cuando no lo atiendo. Como un fantasma que pulula alrededor mío. Pero cuando atiendo a este fantasma, se hace manifiesto en forma de nerviosismo y lucha interna. Y ahora puedo estar ahí y sentir de verdad el conflicto, la frustración y el dolor. Y dar la bienvenida a todo esto. Es decir, amar lo que estoy viviendo en este momento. De esta manera, gracias a que he escuchado lo que me pasa, mi conflicto, puedo despertar esta parte de paz y amor que acoge con cariño mi propio dolor y mi propia reacción.

Donde hay conflicto… pongo yo paz. Donde hay limitación… pongo yo genialidad. Donde hay carencia… pongo yo abundancia. Donde hay desamor… pongo amor.

Resumen de pautas para liberar al genio que llevo dentro

Esto me lo aplico a mi mismo, y puedes usarlo si te es útil para experimentarlo dentro de ti:

  • No reniegues de tus conflictos. No huyas de ellos. Están aquí para vivirlos y para aprender con ellos.
  • Stop. Para un momento lo que estés haciendo. Dedica un ratito a resolver esto que te hace sufrir y esconde tu genialidad.
  • Respira lo más tranquilo que puedas, y focaliza tu atención en tu reacción y tu nerviosismo. Míralo de frente con calma. Siéntelo en ti y en tu cuerpo.
  • Da la bienvenida a lo que está en ti. Acoge con cariño tu propio nerviosismo. Abrázalo como si fuera un niño que no sabe hacer otra cosa.
  • Respira tu nerviosismo. Y con cada exhalación permite que se relaje tu nerviosismo. Sin exigir que se vaya. En realidad no es necesario que se marche.
  • Todo lo que sientes es en presente, es ahora, y puede ser doloroso, frustrante, dar miedo o resultar placentero. Nota como estás sosteniendo lo que sientes por ti mismo aquí y ahora.
  • No eres culpable de lo que sientes. Y no vale la pena seguir juzgando y luchando contra lo que ya está aquí.
  • El único camino real es dar la bienvenida, aceptar y amar lo que ya está presente ahora mismo.
  • Tú eres en realidad este amor que lo ama todo. Eres esta genialidad profunda que lo acoge todo, que lo une todo, que es todo.
  • Agradece a tu nerviosismo, a tu reacción y a tu ego su presencia en tu vida, ya que gracias a ellos tú has podido despertar a tu autentica genialidad que ama desde la paz y desde lo más esencial del ser humano.
  • Reconócelo: Tú no eres este conflicto. El conflicto, el dolor y el nerviosismo es algo que está ocurriendo ahora en ti, y tú simplemente lo amas desde tu genialidad que lo lleva todo.
Patalea, mueve tu cuerpo, expresa tu genialidad

Observa las peculiaridades de tus conflictos. Eres un genio amoroso, que exploras tus propias formas de funcionar como ser humano. Puedes ver partes de ti que se sienten impotentes. También puedes ver partes de ti que exigen cambiar. Y otras partes de ti que te juzgan y te condenan.

Y tú no eres este ser impotente, ni este juez, ni este nerviosismo, ni este personaje exigente. Son partes de ti, pero en realidad tú eres está genialidad profunda que va más allá de todo esto y que está hecho de una gran capacidad de mediación interior.

Vale la pena que sueltes esta identificación con tu sufrimiento y tu sensación encogida, y te abras simplemente ser la abundancia y la genialidad que todo lo abarca, incluyendo las propias limitaciones.

Como ves no hay nada que hacer, ya está tu genio interior dentro de ti ya está siendo lo que ya eres.

Así que, ahora mismo, patalea, corre, salta y expresa con todo tu ser este genio que llevas dentro desde siempre.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con mucho gusto te informamos que el responsable de tratar con cariño y transparencia la información que nos mandas es el Centro InterSer de Palencia, siendo la finalidad el poder ponernos en contacto y dialogar contigo en relación al Proyecto InterSer. Es por tanto tu legitimación y aceptación de la política de privacidad lo que nos da tu consentimiento para usar tus datos solo con estos fines de comunicación. Te contamos además que tus comentarios los alojamos y gestionamos con ayuda de WordPress. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en interser@interserediciones.com. Para más información lee nuestra política de privacidad. Gracias 🙂

Clase gratuita de yoga «suave» para ayudarte a reducir el estrés y tus molestias físicas

Descubre otro camino cariñoso para sentirte bien con tu cuerpo que no sea forzar a tu cuerpo a hacer posturitas rígidas o ir al gimnasio 😉

Clase grabada para que la hagas cuando quieras, con soporte y acompañamiento de Luna Martínez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace anterior para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba