Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Uso de internet para escapar de la vida… y para encontrarse

Internet para encontrarse e internet para escapar

Para mi hay dos usos principales que hago de internet. O bien lo uso como apoyo para realizar mis proyectos vocacionales, compartir y satisfacer algunas de mis necesidades, o si no, uso internet para escapar de todo ello y evadirme de la realidad.

Internet es un mundo fascinante. Puede ayudarme y puede entorpecerme. Y esto depende de como este yo conmigo mismo y lo que decida (o no decida) hacer en este mundo online. Internet me facilitará mi labor, siempre que tengo claro lo que quiero, con motivación y usando la red como herramienta de descubrimiento, creación y aportación. En cambio, si uso internet como evasión y sin un sentido prefijado de lo que quiero hacer, el tiempo se me irá de las manos, sin lograr más que un entretenimiento en muchos casos vacío.

Los seres humanos somos muy poderosos. Tenemos una vida llena de posibilidades, que podemos ir desarrollando a lo largo de muchos años. Nuestra luz es grande, y podemos aportar al mundo durante mucho tiempo antes de morir. Nacemos, creamos, amamos, aprendemos, compartimos, creamos nueva vida, … y finalmente morimos dejando un legado para las siguientes generaciones. Internet nos aporta nuevos recursos para crear y difundir nuestras aportaciones, cuando lo usamos enfocando nuestra luz única en sus redes.

De la crisis existencial al escape digital

Lo que creo que nos pasa en estas generaciones últimas que nos ha tocado vivir, es que no confiamos en nuestro poder, ni en que tenemos tiempo y capacidades valiosas para poco a poco ir compartiendo con los demás. No creemos en nosotros mismos, ni en los que nos rodean. Nuestras vidas se vuelven aburridas y vacías, y por tanto, nos llenamos de desesperanza. Surge en nosotros lo que algunos llaman crisis existencial. No sabemos quienes somos y lo que podemos hacer con nuestras vidas. Todo esto duele, y como no hemos aprendido a aprovechar este dolor para descubrir nuestra vocación, lo que hacemos es buscar formas de huir de este dolor. Lo más fácil es evadirse de alguna forma. Hay muchas formas de evasión, desde adiciones de todo tipo, el entretenimiento banal, y por supuesto, el “navegar un ratito” por internet… para escapar.

Supongo que conoces que es esto de perder un ratito en internet navegando a ver lo que surge. Y tal vez hayas experimentado esto de ver si hay alguna actualización nueva en el Facebook o algún reciente correo electrónico. Nos encanta curiosear entre los vídeos más vistos de YouTube, y trastear entre los mensajes de twitter a ver si hay alguna tendencia nueva. Y cada vez más, si estamos esperando a alguien en la calle, el teléfono móvil es nuestra salvación frente al aburrimiento.

La verdad es que tenemos muchas formas de evadirnos en la red, de forma similar a como nos evadimos con la televisión. Normalmente, el uso de internet es una evasión un poco más activa que el ver pasivamente lo que nos echen por la TV. Pero hay momentos de escape, en que nos comportamos como auténticos autómatas pasivos delante del ordenador o el smartphone. Es bueno darse cuenta para poder elegir libremente que actitud interna tomar frente a la máquina de internet.

Puedo preguntarme… ¿Porque pierdo tanto tiempo en internet? ¿Que busco? Me cuesta encontrar respuestas fáciles. Me atrae la máquina, con sus lucecitas y oportunidades. Me tienta. Y además, me hace llenar ese vació que siento ante la vida. Me gustaría vivir una vida hermosa, lleno de amor, de aventuras, de éxito humano… pero como me siento tan frustrado, y creo que no puedo vivir de verdad… ¿Que hago para sobrevivir? Pues… buscar algún sucedáneo de vida … como es el navegar por el Internet.

Vivencia de uso de internet para escapar del malestar

<< Estoy solo en casa. Siento la soledad y un cierto malestar en el pecho o vientre. Me siento incomodo en mi interior. Una voz en mi cabeza me dice que necesito salir y ver a los amigos, y otra voz no quiere salir, que tiene pereza y vergüenza de verlos. Hay una lucha entre ambas voces. Hay miedo, hay soledad, hay angustia, hay impotencia … No me gusta esta lucha. No quiero sentirme mal. No quiero escuchar más los mensajes que me manda mi cuerpo. Quiero escaparme de esto. Ni salgo, ni me calmo, ni soluciono nada, … me escapo. Me evado, huyo internamente. Sigo en casa, y me pongo a jugar con el internet. Charlo con algún pseudo amigo por el Facebook, miro unos correos graciosos que me mandan, y luego esos vídeos populares del YouTube >>

Ejemplos como esto tenemos todos los días. Millones de personas nos evadimos de vivir con el “auxilio” de internet. Internet lo convertimos en un sucedáneo de la vida. Tal como la usamos, no es la autentica vida, es un espejismo de ella creada para escapar.

Más allá de un internet para escapar

Por supuesto que podemos usar internet como aspecto hermoso y útil de nuestra vida. Claro que si. No lo dudes. Para ello solo es necesario que nosotros mismos estemos llenos de VIDA. Y la vida es valentía, amor y contacto intimo con nosotros mismos y con los demás. La vida es una experiencia continua en presente, muy rica en sentido y que nos llena por dentro. Si estamos llenos de esta vida, nuestra labor en internet la llenamos de “alma”, y ya no será una evasión, sino un regalo y una contribución hermosa al interser humano.

Este es un tema que he tratado en mi libro interNet e interSer, pero que quería ampliar con este post para poder dialogar sobre ello. Por eso lanzo algunas preguntas: ¿Cómo de creativa es tu evasión digital? ¿Cómo creas vida y sentido en tu navegación por la Red? No dudes en compartir con todos, para aprender juntos el arte de elegir estar más presente en la Red y contribuir con responsabilidad a mejorar las cosas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con mucho gusto te informamos que el responsable de tratar con cariño y transparencia la información que nos mandas es el Centro InterSer de Palencia, siendo la finalidad el poder ponernos en contacto y dialogar contigo en relación al Proyecto InterSer. Es por tanto tu legitimación y aceptación de la política de privacidad lo que nos da tu consentimiento para usar tus datos solo con estos fines de comunicación. Te contamos además que tus comentarios los alojamos y gestionamos con ayuda de WordPress. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en interser@interserediciones.com. Para más información lee nuestra política de privacidad. Gracias 🙂

Clase gratuita de yoga «suave» para ayudarte a reducir el estrés y tus molestias físicas

Descubre otro camino cariñoso para sentirte bien con tu cuerpo que no sea forzar a tu cuerpo a hacer posturitas rígidas o ir al gimnasio 😉

Clase grabada para que la hagas cuando quieras, con soporte y acompañamiento de Luna Martínez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace anterior para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba