Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Reconciliación conmigo y reconciliación con el mundo

Reconciliación con el mundo

Fue un encuentro muy revitalizador. Un encuentro de reconciliación con mi mentor, de reconciliación conmigo y de alguna manera también de reconciliación con el mundo. La tensión que traía de la temporada pasada simplemente se difumino, como el humo. En su presencia, todo cobraba sentido, sin palabras, incluyendo el odio, la separación y la enfermedad.

Sus ojos mostraban una profundidad inmensa, misteriosa, atenta, profunda. Su cuerpo vulnerable, a las puertas de la entrega final. Sus actos sencillos, naturales, con cierta dificultad y frescura a la vez. Toda una vida inmensa sobre sus pies. Millones de batallas y el privilegio de haber compartido con él algunos trocitos de su viaje esencial.

Un simple humano separado y lleno de conflictos. Una persona con sus muchos problemas personales y familiares. Un espacio carnal de sufrimiento, contradicción y muerte. Un alguien que ha hecho daño, ignorado y odiado a otras personas. Igual que tú y yo. Un hombre que también se ha dado, con cariño y también esperando algo a cambio, como todos nosotros. Tal vez la diferencia en su etapa final de vida sea el regalo de poder mirar de frente su lado oscuro, sin apartar la mirada y acogiendo sus miserias. El regalo de poder entregarse, reconciliarse y descansar en esta paz tan activa.

No me es fácil poner en palabras lo vivido dentro mío y dentro de este espacio compartido en nuestro pequeño grupito. No es un aprendizaje de cosas o ideas. Es otra realidad muchísimo más nutritiva. Un despertar a un saber existencial que nos acerca a esta reconciliación interna que todos anhelamos.

La reconciliación con el mundo y con los demás solo es posible tras reconciliarnos con nosotros mismos. Y para ello es necesario reconciliarse con todo aquello que rechazamos y no nos gusta de nosotros mismos.

Nos cuesta aceptar este tipo de trabajo interior que pasa por ver y acoger nuestra propia sombra y todo aquello que consideramos malo e indigno en nosotros. Yo mismo me resisto a mirar de frente mis miedos, mi rabia y mis conflictos con los demás. Preferimos crearnos una mascara de buenas personas, a reconocer que odiamos intensamente al mundo que creemos que nos ha dañado.

alegria amor tristezaY lo más sorprendente que mi mentor me ha ido mostrando con su propia vida, es que no es posible la reconciliación con el mundo sin reconocer profundamente y vitalmente todo el odio y separación que tenemos hacia este mismo mundo y que escondemos dentro de nosotros.

Solo dejando que la sombra se muestre en nosotros y reconociendo nuestros propios demonios, podemos ir dando pasos para reconciliarnos con nosotros mismos y reconciliarnos con el mundo. Este es el camino. Esta es la realidad luminosa que nos muestra nuestro lado oscuro. Este es el regalo que nos trae nuestras miserias… estas mismas miserias que tanta vergüenza tenemos de mostrar y que en realidad son nuestro recurso fundamental para unirnos a la Vida.

¿Cómo te llevas con tu lado oscuro? ¿Sientes el impulso esencial de reconciliación con el mundo… con este mundo que odias?

Créditos de las imágenes: Zaheer Mohiuddin (licencia CC-BY) y Priscila Tonon Ramos (licencia CC-BY-NC).

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con mucho gusto te informamos que el responsable de tratar con cariño y transparencia la información que nos mandas es el Centro InterSer de Palencia, siendo la finalidad el poder ponernos en contacto y dialogar contigo en relación al Proyecto InterSer. Es por tanto tu legitimación y aceptación de la política de privacidad lo que nos da tu consentimiento para usar tus datos solo con estos fines de comunicación. Te contamos además que tus comentarios los alojamos y gestionamos con ayuda de WordPress. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en interser@interserediciones.com. Para más información lee nuestra política de privacidad. Gracias 🙂

Clase gratuita de yoga «suave» para ayudarte a reducir el estrés y tus molestias físicas

Descubre otro camino cariñoso para sentirte bien con tu cuerpo que no sea forzar a tu cuerpo a hacer posturitas rígidas o ir al gimnasio 😉

Clase grabada para que la hagas cuando quieras, con soporte y acompañamiento de Luna Martínez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace anterior para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba