Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Hoy entrevistamos a el miedo a emprender

Hoy tenemos una primicia! Vamos a entrevistar en InterSer Ediciones a uno de los personajes clave del siglo XXI. ¡Con todos vosotros el miedo a emprender! No es tan conocido como Justin Bieber, Madonna o los gatos de internet. Pero ciertamente esta muy presente en nuestras vidas. No ha sido fácil concertar una entrevista con él, ya que es un tanto escurridizo. Aunque por fin aquí lo tenemos con algunas de sus contradictorias exclusivas. Estamos convencidos de que te van a sorprender.

Entrevista en primicia con el miedo a emprender:

— Entrevistador: Hola, me gustaría entrevistar a la emoción del miedo a emprender. ¿Qué nos puedes contar de ti?

Miedo a emprender - Tunel de la Engaña - José Miguel Martínez
Túnel de la Engaña – José Miguel Martínez

— Miedo a emprender: Hola, muchas gracias por hacerme esta entrevista. Yo soy el miedo de esta persona que quiere emprender. Soy su miedo al compromiso personal y profesional. Tengo pánico a complicarme y sufrir crisis en el futuro. Bueno la verdad es que no tengo muchas ganas de hablar, preferiría esconderme y desaparecer. Pero bueno, dada su gentileza como entrevistador, aquí estoy. Yo soy una emoción importante que aviso en que actividades no debe meterse para no complicarse demasiado la vida. Le protejo a él de los líos y de las personas conflictivas. Yo me activo y salto para que él no este todo el día arriesgándose en proyectos que en realidad no quiere, ni le conviene realizar. Ha visto tantas películas de Chuck Norris, que si no fuera por mí, seguro que se lanzaría a todo tipo de peleas.

— Entrevistador: Ya veo, tú lo proteges y le evitas problemas. Esto parece una función importante. De todas formas tienes muy mala fama entre nuestros lectores que te tachan de molesta y malvada. ¿Haces algo para surgir solo en los momentos más adecuados y mejorar tu imagen?

— Miedo a emprender: Bueno, lo que pasa es que como él no me quiere reconocer y me evita, yo debo actuar en la sombra. No quiere sentirme, y eso que emprender y arriesgarse da miedo de por si. Ya sé que soy molesta y dura de sentir, pero soy fundamental. Desde lo oculto en él, me manifiesto como ansiedad paralizante, frustración y duda continua. También como contradicción, indignidad, control de sus actos, alejamiento y prejuicios mentales.

Me gustaría actuar más a la luz del día, pero él no me deja más opción que sabotear su vida. Podríamos ser socios, pero él se escapa de mí en cuanto me huele. Yo soy el freno de su poder y de su capacidad de iniciar emprendimientos. Ya se que todo esto suena muy mal y que yo parezco el malo de la película. Pero yo simplemente hago mi trabajo lo mejor que él me permite, por su bien… aunque sea pagando un duro precio de impotencia.

— Entrevistador: ¿Cuáles son las cosas que más te activan como miedo del emprendedor?

— Miedo a emprender: Creo que mi mayor pánico son los demás, las otras personas. Tengo miedo al mundo en general. Los humanos me parecen conflictivos, y a veces no entiendo porque hacen las cosas como lo hacen, y me cuesta comprometerme con otras personas que no sé si me van a dañar. Tengo ansiedad ante las gestiones, a tener que llegar a compromisos y acuerdos con otros. Y por supuesto, a venderme como emprendedor. Yo sé que como él no quiere sentirme, no va a arriesgarse en cosas peligrosas y desconocidas. Se queda fijado a su zona de comodidad y ve enemigos por todas partes. Por eso le encanta hacer cosas solo y sus emprendimientos son más bien solitarios.

— Entrevistador: ¿Eres consciente de que él tiene anhelos sociales y emprendedores, y que quiere colaborar en el mundo con su inteligencia y sus capacidades? ¿Qué haces para no limitar todas sus capacidades?

— Miedo a emprender: Bueno, sé que él es muy creativo. Pero mostrar su creatividad y valor puede traerle problemas. Por eso yo me activo y le corto las alas antes de que se meta en líos. Colaborar con otros puede traer muchos conflictos, por eso trato de evitar que lo haga. Tal vez podríamos llegar a un acuerdo, pero para esto, ¡él primero tiene que reconocer que es un miedoso!

— Entrevistador: Vale, te entiendo, pero… ¿qué puede hacer él para dialogar contigo y llegar a este acuerdo, y que no sienta como tú le saboteas todos sus emprendimientos?

Luz que ilumina el miedo a emprender— Miedo a emprender: Bueno, en realidad, y aunque él no lo vea así, yo estoy a su servicio. Muchos de mis sabotajes son porque él realmente no quiere hacer eso que proyecta. Por tanto, el debe reconocer que me usa para escaparse del dolor, de su frustración y también de su propia felicidad. Además, necesita sentirme, tanto a mí como a las otras emociones que andan por aquí dentro.

Puede aprender a escucharme como sensación visceral y emocional en su cuerpo. Yo lo aviso, pero en mi lenguaje no verbal. En realidad si me siente cercano a él, yo no me comportaré como una voz muy temible, sino como una voz que le aviso de los líos y le doy claridad sobre lo que vale la pena emprender. Ya no necesitaré usar tanto la duda, porque le podré indicar las cosas rápido y certeramente. Yo puedo ser un miedo muy creativo y muy adecuado. Pero tiene que usarme abiertamente, sin esconderme ante los demás, y viviendo de acuerdo a lo que siente. Y parte de lo que siente es miedo ante las situaciones que desconoce como nuevas. Por tanto es normal que se sienta nervioso.

— Entrevistador: ¿Entonces vas a permitir que él arriesgue y se comprometa con determinados emprendimientos?

— Miedo a emprender: Vamos a ver, yo lo que busco es que él emprenda actividades donde tenga capacidad de gestionar y de participar, sin que peligre su estabilidad emocional. Yo reconozco que a veces me paso dándole ansiedad. Pero si él me demuestra, con su voluntad y su amor por lo que hace, que está dispuesto a lanzarse a emprendimientos adecuados, yo me podré calmar. Yo en realidad solo soy un sensor emocional que filtra en base a sensaciones de peligro lo que es más adecuado y menos potencialmente dañino para él. Yo utilizo lo aprendido vivencialmente del pasado para evaluar lo que puede ser más adecuado y menos peligroso para el futuro. En realidad yo soy una voz que le permito contrastar actividades y elegir.

— Entrevistador: ¿Y tu como miedo, tienes capacidad de cambiar y mejorar?

— Miedo a emprender: ¡Si, por supuesto! Yo no soy una voz emocional siempre estable. Vario en el tiempo, y en la medida que él va aprendiendo y viviendo nuevas cosas. Mi sensor y mi sistema de filtrado emocional (e instintivo) va perfeccionándose en base a las experiencias que él viva. Un miedo antiguo puede dejar de serlo si vive con apertura esta experiencia y descubre que ya no es peligrosa. También, cuando él tiene un deseo profundo y sensato, yo puedo relajarme para permitir que se arriesgue en esto importante para él.

Miedo como sensor de peligros

— Entrevistador: Nos parece muy interesante todo esto que expresas. Entonces, Como miedo, ¿cómo te llevas con su pasión por emprender cosas bellas?

— Miedo a emprender: Por ahora no nos llevamos del todo bien. Somos como dos emociones contrapuestas, pero esto es así porque no hemos podido dialogar abiertamente. No soy enemigo de su pasión o de su amor por crear, aunque cuando él se escapa de mí, no me queda más remedio que sabotearlo. Pero si reconozco que muchas veces el amor es como un bálsamo, que me suaviza y me avisa de que él tiene una vitalidad suficiente como para superar las situaciones difíciles.

En realidad yo sé que el amor y la pasión me ayudan a calmarme, y que me hace centrarme en mi cometido fundamental y más esencial. Y eso hace que yo me active algo menos. Si, creo que podemos trabajar juntas. Yo puedo ser el sensor que aviso de peligros, mientras que el amor sería la capacidad de unión, acogimiento y resolución de los retos. Es decir que yo actuaría como un pequeño freno para no meternos en actividades demasiado complicadas para él, y el amor sería la acción empática y compasiva que resuelve las situaciones en las que vale la pena meternos. Además siento que su amor más autentico me acoge y me respeta como lo que soy, como con filtro de miedo y así creo que es una gozada poder trabajar.

— Entrevistador: ¡Muchas gracias! A sido muy agradable charlar contigo. Veo que puedes aportar mucho a este emprendedor para crear emprendimientos valiosos. Otro día hablaremos con su pasión emprendedora.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

2 comentarios en “Hoy entrevistamos a el miedo a emprender”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con mucho gusto te informamos que el responsable de tratar con cariño y transparencia la información que nos mandas es el Centro InterSer de Palencia, siendo la finalidad el poder ponernos en contacto y dialogar contigo en relación al Proyecto InterSer. Es por tanto tu legitimación y aceptación de la política de privacidad lo que nos da tu consentimiento para usar tus datos solo con estos fines de comunicación. Te contamos además que tus comentarios los alojamos y gestionamos con ayuda de WordPress. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en interser@interserediciones.com. Para más información lee nuestra política de privacidad. Gracias 🙂

Clase gratuita de yoga «suave» para ayudarte a reducir el estrés y tus molestias físicas

Descubre otro camino cariñoso para sentirte bien con tu cuerpo que no sea forzar a tu cuerpo a hacer posturitas rígidas o ir al gimnasio 😉

Clase grabada para que la hagas cuando quieras, con soporte y acompañamiento de Luna Martínez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace anterior para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba