Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Entrevista a Jose Manuel Ruiz: “El loco nos ayuda a vivir, nos colorea la vida para hacerla más soportable”

Jose Manuel Ruiz - El loco nos ayuda a vivir

Hoy tengo el gusto de seguir con mi sección de entrevistas con Jose Manuel Ruiz, uno de mis más queridos bloggers y comunicador digital, que aunque no sea muy conocido, tiene muchas cosas que aportarnos desde su experiencia vital. Entre otras cosas nos cuenta sobre como manejarnos con la depresión, el uso de la narrativa para el autoconocimiento, la utilidad de la crítica, y como el loco nos ayuda a vivir. Espero que disfrutéis como yo con la mirada humana, su buen juicio y la curiosidad de Jose Manuel Ruiz:

–¡Hola Jose Manuel! ¿Cuál es tu vocación?

Mi vocación desde que era pequeño es contar historias a la gente y compartir opiniones sobre cualquier tema interesante. No soy uno de esos talibanes postmodernistas que creen tener la razón absoluta. Aprendo mucho debatiendo con otra gente y no tengo reparos en cambiar de opinión. Por definirme en pocas palabras: me gusta comunicar.

–Que yo sepa tienes un blog de relatos y otro de críticas de películas ¿Tienes algún proyecto más en el que participes y que te apetezca compartir?

Sí, Nacho, tengo otro proyecto muy personal en el que llevo años metido. De hecho me da cosa hablar de él, pero bueno, ahí va: padezco de depresión desde hace casi 30 años y he escrito varias cosas sobre el tema. Me gustaría crear un blog en el que reunir todo lo escrito hasta ahora y en el que pueda añadir cosas nuevas. Intentaría explicar cómo empieza una depresión, cómo se aprende a vivir con ella al lado, qué se siente que te hace tan diferente de alguien que no la padece. Por ahí iría el tema. Como te digo, es algo que me toca tan dentro que me falta el impulso último para hacerlo. Espero encontrarlo pronto.

–Muchas gracias por compartirnos este proyecto tan especial de blog. ¡Me encanta!, ¿Qué quieres aportar a las personas que lo lean y a la comunidad alrededor del blog?

Sobre todo quiero mostrar mi cara B. Los depresivos somos grandes actores: desde muy pronto te das cuenta de que los otros huyen de las personas tristes y negativas, así que te pones una máscara de “aquí no pasa nada”. Me gustaría mostrar lo que hay debajo de esa máscara.

Por otro lado, intento contar cosas cada vez más personales en lo que escribo. En realidad, las críticas de cine que hago son, muchas veces, una excusa para dar mi opinión sobre algún tema. En los relatos mis miedos siempre aparecen de forma bastante obvia. En los últimos el nexo en común es la soledad y el miedo a envejecer, entre otras cosas.

–¿Parece que de tu dificultad has desarrollado diferentes artes y sensibilidades para conocerte e inspirar a otros?, ¿Cuáles son algunas de estas habilidades que más aprecias en ti?

¿Habilidades?, más bien ninguna. Si acaso, la única es saber ver, saber detectar a la gente con talento para algo.

Te voy a poner un ejemplo: desde que era pequeño siento fascinación por la fotografía, he leído decenas de libros y acudido a innumerables cursos y talleres…para nada. Carezco de ese don que es el ojo fotográfico. En cambio sí sé detectar una buena foto y distinguirla de una mediocre a doscientos metros, y créeme, la mayoría de lo que ves por ahí es basura, con algún filtro molón, eso sí.

Soy mucho mejor crítico que creador. Tiene sus ventajas y sus desventajas, muchas. ¿Me permites que me alargue un poco y te cuente una pequeña historia?

–¡Sí claro, me encantaría!

Cuando algo no me gusta me suelo callar, si me preguntan mi opinión sincera y es alguien a quien aprecio, intento evadirme o dulcifico la crítica. Si algo me gusta, en cambio, no me ando por las ramas, suelo ser generoso en el elogio. ¿Y cuál es el problema entonces?, para mi asombro, veo que hay gente que no sabe aceptar el reconocimiento positivo a lo que hace, “no me gustan los halagos” me dicen. ¡Toma ya, a mí tampoco!, el halago es falso. Hace unos años decidí hacer un pequeño experimento, y es aquí donde viene la historia.

Un amigo escribía ensayos en su blog, algunos de los cuales me parecían extraordinarios, tras repetirme varias veces que mis alabanzas eran exageradas, que eran meras lisonjas por mi parte, que algo buscaba de él, decidí probar una teoría. El siguiente que escribió era soberbio, pero en lugar de decírselo le escribí:

– “No es gran cosa, no vale nada”.
– “¿Lo ves?” me contestó, “he estado a punto de no publicarlo”.
– “Pues lastima que lo hicieras, es pura bazofia”.
– “lo sé, lo sé, estoy atascado” “gracias por tu sinceridad”.

Te dejo a ti las conclusiones, Nacho, tú eres el experto en estas cosas. Tan sólo decirte que he repetido este experimento otras dos veces con el mismo resultado. Muchas veces somos capaces de aceptar las críticas más crueles a lo que hacemos, pero nos resulta difícil aceptar el elogio por algo que hemos hecho bien. ¿No es un mundo de locos?.

Al final aclaro a la persona en cuestión que todo era un experimento, no te preocupes.

–¡Muy interesante! Ya veo que aunque en la fotografía te manejes mejor como crítico, en la escritura y las entrevistas haces buen uso de tu don para contar historias que enseñan y contienen el aliento, como contabas al principio. ¡Y esto me encanta la verdad!. Y también me encanta que me sorprendes con tus respuestas. Bueno, me encanta y a veces me dejan un tanto confundido. Vamos, que creo que me despiertas mi propia sombra y mis propios escapes. Y ahora no sé bien qué preguntarte. Lo único que me ha venido de golpe a mi mente es esto: ¿Qué se te ocurre que nos aporta la locura a las personas de este mundo?. A ver con qué respuesta nos sorprendes.

Durante gran parte de mi vida pensé que la locura era algo sobrevalorado, que la sensatez, el hacer lo correcto y no destacar de la multitud era lo más importante. No podía estar más equivocado. Hace tiempo escuché la historia que contaba un psiquiatra sobre un loco inofensivo que afirmaba ser visitado todas las noches por dos extraterrestres bellísimas con las que hacía el amor. Tras un mes de pastillas el paciente volvió al mundo real y ya no tuvo más visitas alienígenas. “Nunca he visto a una persona más triste”, dijo el psiquiatra. Un mes antes era una persona que no paraba de sonreír, hoy parece una persona derrotada e infeliz. Todos tenemos un loco dentro, una parte que reprimimos y ocultamos, una voz que nos dice:

¡Al diablo con las convenciones sociales, sal a la calle y ponte a bailar, no te preocupes de lo que pueda pensar la gente, seguro que muchos acabarán bailando también!.

El loco nos anima a vivir la vida que queremos, a evitar que vivamos la que otros han preparado para nosotros, a sonreír a un desconocido sólo porque te apetece, no porque te obligan las normas de educación. También a mandar a otro al carajo sin pensarlo dos veces, claro.

El loco nos ayuda a vivir, nos colorea la vida para hacerla más soportable. Si un día todo el mundo se despertase sin esa pizca necesaria de locura, no se podría ir por las aceras ya que la gente saltaría en masa por las ventanas, habría suicidios masivos, millones de personas descubrirían que su vida es gris y que sus sueños y anhelos son sólo un escape, un amortiguador que les ayuda a sobrellevar el peso del mundo.

¡Qué no nos falte nunca la voz del loco, démosle alas!. Tal vez en el fondo sea cierto lo que nos susurra al oído: que a pesar de todo si te queda un minuto de vida y puedes respirar tienes que disfrutarlo a tope, sin miedo al qué dirán, que el amor NO es sólo un espejismo que nos ayuda a lidiar con nuestra soledad, un proceso químico producto de la evolución ¡No! ¡No! nos grita el loco, el amor es lo que mueve el mundo, enamórate, ama, sufre, eso es la vida.

El loco, por último, nos invita a poner por escrito nuestros pensamientos, nuestras esperanzas, nuestras pequeñas historias y a compartirlas a través de Internet. Nos hace creer que alguien va a leerlas, que otras personas van a interesarse por nuestras divagaciones. Al menos eso es lo que me susurraba a mí mientras contestaba a tus preguntas, Nacho. Si alguien más ha tenido la paciencia de llegar hasta aquí, el loco habrá ganado, hay alguien a quien le interesan las tonterías que yo pueda escribir. ¡Otro loco, sin duda!.

–¡Muchas gracias José Manuel! Esta es la entrevista más loca y divertida que he hecho nunca. Creo que a los lectores menos convencionales les va a encantar. A los que busquen respuestas de libro tal vez se sientan algo desconcertados. Un placer compartir momentos contigo. Seguimos en contacto y hasta otra.

El placer ha sido mío, Nacho, siempre supe que tú también estabas loco. De remate.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

3 comentarios en “Entrevista a Jose Manuel Ruiz: “El loco nos ayuda a vivir, nos colorea la vida para hacerla más soportable””

  1. Nacho amigo, gracias infinitas por esta hermosa labor de tejer redes de comunicación profunda y loca a un tiempo. Intersomos en la conexión de nuestros mundos interiores, donde como dice José Manuel en todos habita un loco, aunque algunos no nos demos mucha cuenta.
    Para mí este habitante y amigo interior, es quien me invita a soñar despierta, a quien se le ocurren las ideas más geniales para disfrutar de cada instante. Es ese ser libre de prejuicios y normas establecidas, que me dice frases como éstas:
    – Si lo que haces te beneficia y no haces daño a nadie, adelante.
    – Lo importante es amar y si para ello tienes que soltar tu ego, está permitido.
    – vive, crea y construye puentes de comunicación.
    – La esperanza y confianza en el ser humano es el mejor regalo de la vida
    Esta es mi amiga la loca de mi casa, a quien la dejo reinar en muchas ocasiones.
    Ella y yo intersomos una y la misma.

    1. ¡Qué bien Marijose! ¡Gracias a ti también por compartirnos parte de tu hermosa locura!

      La verdad es que yo estoy aprendiendo mucho de todos vosotros mis locos, sobre todo a dejarme un poco en paz y dejar que mi niño interior y mis locuras salgan de paseo. ¡Y lo que puede ocurrir es impredecible! El loco y el “No sé” tienen mucho que ver.

      Con Jose Manuel descubro las contradicciones de uno mismo y como pueden usarse para resolver lo que nos pasa y vivir mejor. Por eso quise entrevistarlo. Tiene humanidad que compartir 🙂

      Un abrazo muy grande a ti Marijose y a este hermoso y loco amigo interior tuyo y de todos (en interser)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con mucho gusto te informamos que el responsable de tratar con cariño y transparencia la información que nos mandas es el Centro InterSer de Palencia, siendo la finalidad el poder ponernos en contacto y dialogar contigo en relación al Proyecto InterSer. Es por tanto tu legitimación y aceptación de la política de privacidad lo que nos da tu consentimiento para usar tus datos solo con estos fines de comunicación. Te contamos además que tus comentarios los alojamos y gestionamos con ayuda de WordPress. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en interser@interserediciones.com. Para más información lee nuestra política de privacidad. Gracias 🙂

Clase gratuita de yoga «suave» para ayudarte a reducir el estrés y tus molestias físicas

Descubre otro camino cariñoso para sentirte bien con tu cuerpo que no sea forzar a tu cuerpo a hacer posturitas rígidas o ir al gimnasio 😉

Clase grabada para que la hagas cuando quieras, con soporte y acompañamiento de Luna Martínez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace anterior para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba