Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

El primer paso… [Mapmakers]

Hace unas semanas publicaba este artículo en la plataforma inspiradora Mapmakers: Siempre hay un primer paso… Les estoy muy agradecido por acoger el primer paso que daba en la plataforma, y dar difusión al texto para que llegue a más personas. Me encanta su foto y su mensaje, y creo que es realmente motivador (a mi personalmente me ha motivado).

La verdad es que este post tiene su historia. Un día llegue a una web de imágenes libres de derechos de autor, y allí apareció la famosa foto del primer paso sobre la superficie de la luna. Y de forma natural me apareció la frase y la actitud “Siempre hay un primer paso”. Ni corto ni perezoso la inmortalicé en está imagen. Luego, semanas después, pensando en escribir un post para Mapmakers, me apareció la viñeta y sentí el impulso de escribir sobre esta actitud, y lo hice de un tirón, desde el miedo y el valor que simultáneamente sentía.

Muchas cosas han pasado desde entonces en Interser Ediciones. El primer paso hacia fuerza, hacia una plataforma colaborativa, me llevo a tomar más impulso para dar otros pasos. Y fruto de ello surgió la Revista interSer y con ella voy desbloqueando muchos aspectos vocacionales que tenía inmovilizados. Ahora me es más fácil seguir dando pasos, tras este primer paso, tras salir a hacia fuera y ofrecer lo que soy. Tras soltar la rama y emprender el vuelo.

Os dejo con el artículo, esperando que os inspire y movilice como a mi:

Siempre hay un primer paso…

El primer paso del hombre en la luna

Por fin doy el primer paso y escribo en Mapmakers. Siempre hay un primer paso. Pasar de la idea al acto. Empezar a caminar. Hoy lo hago, junto a vosotros. Junto a tantos inspiradores sin mapas, pasito a pasito.

Se necesita valentía para dar un primer paso hacia lo desconocido. Este valor que nace de reconocer el propio miedo y la propia vulnerabilidad… y no por ello renegar de seguir avanzando.

Me ayuda reconocer que soy un cobarde, un ser atrapado en mi zona de confort, pero que siempre estoy a un paso de dar un primer paso. Y este paso es ahora mismo.

No importa que esté funcionando como una maquina automática repitiendo patrones. No sirve de nada que me juzgue por ello. Lo relevante son todos estos momentos, todos estos aquí y ahora, en que me levanto y doy un paso hacia mi destino invisible.

Se necesita mucha fe para dar un simple paso. Sobre todo cuando no hay una meta clara. A falta de mapas, solo nos queda confiar en este anhelo de amor y unidad que parece que nos guía.

Dar un primer paso y mostrarnos. Compartirnos desde nuestro valor único, eso tan digno que portamos dentro para regalar al mundo… antes de descansar y morir.

Y lo más importante. Antes de dar tu primer paso, necesitas parar tu huida. ¡¡Stop!! ¡Aquí y ahora detente!. Respira. Siente tu cuerpo. Sonríe y decide vivir en este instante. Rememora tu don. Y si quieres vuelve a leer este texto de nuevo muy muy despacio.

En realidad, parar ya es el primer paso. El paso que sirve de llave a todos los demás pasos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Clase gratuita de yoga «suave» para ayudarte a reducir el estrés y tus molestias físicas

Descubre otro camino cariñoso para sentirte bien con tu cuerpo que no sea forzar a tu cuerpo a hacer posturitas rígidas o ir al gimnasio 😉

Clase grabada para que la hagas cuando quieras, con soporte y acompañamiento de Luna Martínez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace anterior para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba