Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

La vida cotidiana del sabio que somos – Esencia Sabiduría (2)

Con frecuencia idealizamos la figura del sabio. Creemos que son personas superiores y que nosotros nunca podremos llegar a la altura de su genio. Imaginamos que su paso por la tierra fue un viaje increíble y lleno de misterios, que nada tienen que ver con la vida cotidiana del sabio, ni mucho menos con nuestra propia vida diaria. Pero la realidad va por la otra acera de nuestras creencias limitadas. La sabiduría es algo tan sencillo y común que, aunque nos asuste reconocerlo, esta presente en todo lo que somos y hacemos a diario como humanos.

Toda madre que ama a sus hijos porta sabiduría de vida. Todo creador de poesías o paginas web expresa y mueve sabiduría. Todo aventurero abriéndose a las experiencias es un sabio de la libertad. Tú, yo y tantos somos participes de los muchos aspectos diversos y enriquecedores de la sabiduría. Cada uno de nosotros es un agente único del saber colectivo. No podemos, ni debemos, quedarnos fuera del juego de la sabiduría global.

Como sabio, tu eres un héroe cotidiano

Muchos de nuestros valores, capacidades y saberes los tenemos escondidos en la sombra, y nos cuesta abrirnos a ellos y reconocerlos. Como afirma Lourdes Garrido (@Lourdesgarrido) en su post Todos somos héroes de lo cotidiano:

“Cada uno de nosotros tenemos dentro pequeños héroes de lo cotidiano que aún no han sido reconocidos y están deseando salir a la luz para poder desempeñar mejor su trabajo y hacer más logros para nosotros y para los demás”

Vivir es una empresa inviable… solo para sabios

Como expresa David Criado (@vorpalina) en su post en Vorpalina, Instrucciones para nacer de nuevo, la vida es un proyecto muy vulnerable, ciertamente incierto y aparentemente nada serio. Por todo esto, si nuestra existencia en la tierra fuera una empresa, nadie invertiría un duro por nosotros. Claramente nuestra solvencia financiera como seres vivos no tiene sentido. En palabras de David:

“Salvo raras excepciones una vida es un proyecto de largo recorrido. Por lo general todo el mundo nace para durar un tiempo. Por lo general la fecha de caducidad de una vida nunca está clara. Una persona suele ser un organismo completamente inteligente que se va deteriorando con el paso del tiempo. Me refiero tanto a la persona como a su inteligencia. Al término de este tiempo, cuya duración exacta es ineludiblemente una incógnita, la persona -al menos tal y como la hemos conocido- desaparece”

Pero en realidad, el sentido de nuestra existencia parece ir por otros caminos, el camino de la sabiduría y la entrega. Solo así, esta vida tan claramente inestable e impermanente, es en realidad el un enriquecedor espacio fluido donde los héroes y los sabios cotidianos podemos forjarnos.

Así vamos comprendiendo que la muerte es parte de la vida cotidiana del sabio, que la mayor parte de las cosas son en si mismas perfectas aunque sean incomprensibles, que el plan de empresa vital se realiza sobre la marcha, que con frecuencia es necesario parar y sentirse, que podemos aceptar y sacar jugo a las cartas que nos han tocado, y que la belleza y el dolor son nuestros hermanos del alma.

Madurar duele… en la memoria de la piel

La vida cotidiana del sabio es poesía experiencial. Un viaje por el misterio cambiante e inseguro de nuestra existencia. Un vivir desde la piel y desde la cercanía a lo que significa ser humano. Una exploración confusa y abierta hacia la esencia de nuestra humanidad. Vivida con todo nuestro cuerpo, con nuestras emociones, con nuestra mente y con toda nuestra intuición que se abre hacia aspectos desconocidos.

Un sabio humilde no niega su potencial y se sumerge en él a cada instante desde la piel que habita. Como nos señala poéticamente Núria Alba (@nurialbap) en su sugerente post Sólo con la memoria de la piel:

“De pronto. Está ya de puntillas. Cintura tensa. Sin ropa y sin memoria. Sin la memoria que todos conocen. Sólo con la memoria de la piel. Cada centímetro de su piel encierra un universo. Su mirada un telescopio que cruza la ciudad. Este, noreste. No hay brújula, no hay mapa. En ésta, su siguiente vida, pidió ser piel. Pidió ser piel para poder ser caricia, pura esencia. Perderse le ayudó a encontrar lo que realmente importaba. Ahora es siempre la razón y nunca más la excusa. Ahora va más allá de las vivencias y más cerca de las entrañas. Por fin zarpó rumbo a esa incógnita que todos llaman ser tú mismo”

De nuevo la esencia de la sabiduría deja entreverse en nuevos matices. En este atrevernos a palparnos en la incógnita piel que somos, sin rehuir del dolor y la inseguridad que son parte de la vida. Por eso, en esta era en la que muchos buscan escaparse continuamente de los conflictos, los sabios saben que en realidad:

Madurar duele en la vida cotidiana del sabio
Madurar Duele. Imagen de Bernardo Erlich (@Berlich), tomada del artículo de Zumo de Empleo (@ZumoDeEmpleo) ¿Qué te separa de la vida que deseas?

Seguiremos dialogando sobre esta sabiduría integradora que vamos despertando juntos en estos tiempos de síntesis experiencial. Este es el segundo post de la serie, que comenzó la semana pasada con el artículo La esencia de la sabiduría en el siglo XXI (introducción) ¿Te animas a participar en los siguientes? ¿Qué puedes aportar a estos escritos desde tu vida cotidiana del sabio que eres?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con mucho gusto te informamos que el responsable de tratar con cariño y transparencia la información que nos mandas es el Centro InterSer de Palencia, siendo la finalidad el poder ponernos en contacto y dialogar contigo en relación al Proyecto InterSer. Es por tanto tu legitimación y aceptación de la política de privacidad lo que nos da tu consentimiento para usar tus datos solo con estos fines de comunicación. Te contamos además que tus comentarios los alojamos y gestionamos con ayuda de WordPress. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en interser@interserediciones.com. Para más información lee nuestra política de privacidad. Gracias 🙂

Clase gratuita de yoga «suave» para ayudarte a reducir el estrés y tus molestias físicas

Descubre otro camino cariñoso para sentirte bien con tu cuerpo que no sea forzar a tu cuerpo a hacer posturitas rígidas o ir al gimnasio 😉

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace anterior para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba