Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Mapa de las emociones en el cuerpo: Sus implicaciones en el cambio y la creatividad humanas

Mapa de las emociones en el cuerpo humano - español

Llevo algunas semanas queriendo escribir sobre el mapa de las emociones en el cuerpo humano. En base a esta imagen que expresa la activación emocional en las diferentes partes del cuerpo que sentimos las personas, y que es parte del estudio científico de la Universidad de Aalto.

Esta demostración gráfica de como se manifiestan los diferentes tipos de emociones esta relacionada con las sensaciones que las personas sentimos a lo largo del cuerpo cuanto tenemos un episodio emocional. Por tanto, nos ayuda a ver como estos sentimientos se manifiestan en nosotros. Algo muy interesante para desarrollar y educar con inteligencia emocional, para aprender a expresar sanamente lo que sentimos, para gestionar las emociones, para comprender el fluir de nuestras sensaciones en el cuerpo y finalmente para desahogar las emociones de forma saludable.

Mapa emocional, cambio y creatividad

Para generar cambios y estimular la creatividad es fundamental experimentar emociones. No podemos ser personas creativas, terapeutas, profesionales innovadores o agentes de cambio social si no sabemos vivirlas, aprovechar y manejar en nuestro cuerpo y nuestra vida las emociones que fluyen en nosotros. Trabajar a partir de mis propias emociones conflictivas ayuda a cambiar aspectos de mi vida afectiva y profesional. Por eso quiero contaros algunas cosas que me están ayudando en este proceso. Y lo haré apoyándome en mi pequeña comunidad de referentes sobre estos asuntos.

A modo de resumen. Estoy aprendiendo que sentir la diversidad de mis emociones en mi cuerpo me aporta cauces para manejar mi complejidad personal. Además me ayuda a adaptarme a la turbulencia cada vez mayor de mi entorno. Y el primer paso es sentirlas plenamente según me vienen. Y esto implica conectar con ellas desde la sensación que están despertando en mi cuerpo. Desde su propio campo emocional, sin escaparme de ellas y permitiendo que el conflicto interior me alcance.

Una vez inmerso en mi tormenta emocional, el dialogar con mis emociones conflictivas me guía hacia la resolución y el cambio. Es un proceso confuso, pero cada vez confío más en que es necesario y auténticamente liberador. Muchas veces no puedo hacerlo solo y necesito la ayuda de personas preparadas.

Evitación emocional y arrastre emocional

arrastre emocional y evitación emocionalComo os voy contando, para mí este ser consciente y sentir el mapa de las emociones en mi propio cuerpo está siendo en realidad un conflictivo campo de minas interior. Durante toda mi vida he estado escapando de estas batallas. Y para ello he reprimido parte de mi emotividad, como el enfado, el dolor, el miedo, la frustración, y también el amor, la vitalidad o la alegría. Mi tendencia es a escaparme del sentir intenso, tanto el molesto como el agradable. Así evitaba sufrir ante los conflictos de la vida. Por ejemplo, prefería estar solo y sin pareja, a enfrentarme al miedo que da estar comprometido en una relación.

Mira de nuevo el mapa de las emociones en el cuerpo. Elige una de ellas. Una emoción básica que hayas sentido recientemente. ¿Cómo la sientes? ¿En que partes de tu cuerpo? ¿Coincide con lo mostrado en el mapa emocional? ¿Es molesto o agradable?

Puedes darte cuenta por ti mismo como tu cuerpo y tus sensaciones emocionales son la base para comprender como huyes o te dejas arrastrar por las emociones.

Es curioso, pero yo mismo he ido descubriendo esta tendencia a elegir ser infeliz como forma de mantenerme en mi zona de confort sin riesgo emocional. Pero ahora, y gracias a esta dolorosa verdad, puedo cambiar mi destino emocional y toda mi existencia.

Mi caso es más de represión, evitación y anestesia emocional. Hay otras personas que lo viven más como un estar dominadas por las emociones y dejarse arrastrar continuamente en su montaña rusa. ¿En cuál te sientes más, en la evasión emocional o en el arrastre emocional?. Por esto mismo no hay una terapia o un método que valga para todos. Unos necesitamos primero despertar y expresar las emociones. Mientras que otros lo que tal vez necesitéis es canalizarlas para no sentiros desbordados por ellas.

Emociones y el cuerpo

Niña viviendo sus emociones en el cuerpoLo que cada vez tengo más claro es que las emociones están muy ligados al cuerpo y suceden desde él. Y aunque este mapa de las emociones en el cuerpo no es el territorio, nos es de buena ayuda para recorrer y sentir la vida emocional desde nuestra realidad física.

Como remarca Mertxe Pasamontes en su reciente artículo ¿Qué nos transmiten las emociones?:

«Me atrevería a decir que la emoción real sucede en el cuerpo. Lo que sucede en el pensamiento es eso “pensamiento”. Pero la sensación emocional sólo puede darse en el cuerpo. Cuando te sientes ansioso se te acelera el corazón, te notas tenso. Cuando te sientes deprimido notas una opresión en el pecho y te caen las lágrimas. Y cuando estás alegre, parece que tu pecho se expandiera y respiraras más profundo. Sentimos algo en el cuerpo y lo clasificamos como una determinada emoción con la mente»

Y esto para mí es fundamental, ya que muchos tendemos a racionalizar con nuestros pensamientos lo que estamos sintiendo. Y así evadirnos de sentir el impulso y la emoción real que necesita expresarse en nuestro cuerpo. Puedo pasarme la vida pensando, hablando y escribiendo sobre emociones, pero si no las vivo en mis carnes, no podré cambiar ni crear nada.

Represión emocional

Si dejo de reconocer que tengo una emoción concreta (el nombre no importa tanto como el sentirla en su energía) que me avisa de que algo me pasa, de que algo necesito mover, de que algo me frustra, o de que un cambio concreto pide abrirse desde mi cuerpo sensible… entonces, esta emoción quedará bloqueada e inconclusa en mi cuerpo, en mi inconsciente corporal o en mí sombra. Y permanecerá ahí retenida hasta que más adelante vuelva a surgir en mi, con la esperanza de que la resuelva, o hasta que se manifieste somaticamente en el cuerpo de alguna manera.

Por todo esto, para mí está siendo muy importante el trabajo de relajación, conciencia y sensibilización corporal que estoy realizando en los últimos años. Tras una juventud de evasión corporal, necesito abrirme a sentir desde mi cuerpo.

Este mapa de las emociones es una pista de que partes del cuerpo podemos activar para soltar la represión emocional. Algo que algunos terapeutas psico-corporales han desarrollado con mucha intuición.

Por tanto, vale la pena apoyarse en técnicas físicas y en trabajos que relajan el sobre-control de mi mente sobre el cuerpo. Y os reconozco que la sensibilidad no es algo que podamos despertarlo sin ayuda de otros.

Un mapa de las emociones en el cuerpo que nos ayuda a expresar

Mapa de la distrubucción de las emociones en el cuerpoMe encantó cuando surgió la noticia de que algunos investigadores finlandeses de la Universidad de Aalto habían llevado a cabo la búsqueda de los correlatos físicos de nuestras emociones. Para ello estudiaron a más de 700 personas de diferentes culturas. Provocando en ellos diferentes emociones y preguntándolos después donde sentían con más intensidad cada una de ellas. Y con ello obtuvieron el mapa emocional del cuerpo que os he insertado al principio del artículo.

Me resulta muy curioso como podemos grafiar objetivamente nuestra vivencia emocional subjetiva. Y aunque el mapa no es el territorio, si nos ayuda a comprender de forma más visual esta realidad de que las emociones tienen mucho que ver con nuestro cuerpo. Por esto, con técnicas corporales, psico-corporales o con otras como las que aprendí en mi formación como Terapeuta Corporal Integrativa, podemos empezar a mover estas emociones con la intención de desbloquear o activar procesos de cambio. No es algo sencillo o que se pueda hacer a la ligera. Pero muchos hemos experimentado en nuestras carnes como las emociones son más dinámicas de lo que pensamos.

Emoción en la emoción, con ayuda de la narrativa

Y ahora voy a rizar el rizo, para dejar claro que mis emociones tienen su propio campo de expresión en mi vida (del mapa emocional al territorio emocional). Pues aunque estás surge desde mi cuerpo, se manifiestan en un plano distinto y más elaborado que el de mis instintos o el de mis sensaciones corporales. Y también, como hemos venido diciendo, son un campo vital anterior al plano mental o racional. Por tanto, como afirma la psicóloga Lourdes Garrido en su post sobre inteligencia emocional, para trabajar las emociones necesitamos herramientas vivenciales adecuadas para este nivel.

Y aquí es donde entran en juego algo que nos encanta en internet: las narrativas y el Storytelling. Mis emociones se activan y se mueven con ayuda de relatos y vivencias. Ver lo que pasa a otras personas (ya sean personas reales o personajes de ficción) nos puede ayudar a despertar y canalizar nuestras propias voces y emociones.

Tengo que aclarar que lo anterior no funciona en todas las ocasiones. Tienen una limitación como he observado por ejemplo al ver las telenovelas. Y esta es cuando no nos permitimos encarnar activamente y en primera persona la emoción que nos presentan los personajes. Es decir, podemos ver una película poniendo distancia como meros espectadores ajenos a lo que sucede. O por el contrario meternos de lleno en la trama, y sentir que lo que vive el personaje es también mi emoción y dejar que mi cuerpo lo exprese (con llanto, rabia o lo que sea).

Diálogo de voces emocional

Una técnica que nos puede ayudar a encarnar este mapa de las emociones corporales es el diálogo con mis emociones internas. Nos lo sugiere también Lourdes Garrido:

“Una de las herramientas que nos permite experimentar y reintegrar las emociones rechazadas es hablando a través de ellas con la técnica del diálogo de voces, se trata de ponerse en el papel de la emoción que se quiera trabajar en primera persona, por ejemplo “soy el enfado”, y a partir de ahí expreso todo lo que quiero. Sería todo lo contrario que la pura racionalización para no sentirlo, aquí el objetivo es volver a conectar con él y ver qué tiene que decir.”

Las emociones negativas como motor del cambio

Hazte amigo de tus emocionesEn estos tiempos esta muy de moda el pensamiento positivo. Este nos puede ayudar a enfocarnos en las cosas que nos dan felicidad. Pero en muchos casos nos sirve para justificarnos y evadirnos de las emociones conflictivas. Creo que con enfoques como este, nuestras culturas se están volviendo un tanto light y conformistas. Y esto no nos ayuda a vivir estas épocas de crisis externas e internas. Ya que no puede haber cambio si no usamos nuestras emociones como la frustración o el miedo como señales que nos indiquen lo que necesitamos mejorar.

También es muy frecuente el pensamiento perfeccionista que rehúye de todo posible error o imperfección en la vida. Y desde aquí, las emociones negativas son catalogadas como impurezas que hay que desechar. Pero en realidad el error emocional es una autentica bendición cuando lo usamos para aprender y transformarnos. No es posible perfeccionar algo o adquirir una certeza si no pasamos antes por la escuela de la emoción, la duda y el miedo. Como bien dice David Criado en su artículo mantente equivocado:

“La certeza que late en el amor está repleta de un miedo suspendido, de una conciencia de error que hemos superado. No es la destrucción del miedo sino la convivencia junto a él lo que nos hace superarlo. Solo podemos controlar lo que nos aterra cuando lo hemos comprendido por completo.”

Confiar en la autorregulación emocional

Estoy aprendiendo que solo podemos cambiar y transformar lo que nos duele, si nos zambullimos de lleno en la emoción. Si no entramos en nuestra vulnerabilidad y en nuestras crisis. No lo olvides, este es nuestro experiencial mapa de emociones, que también está en nuestro cuerpo habitado.

Sé que esto da miedo, pero es la forma de resolver lo que ya no funciona en la vida. Y aquí es cuando podemos confiar en que dentro de nosotros existe una poderosa capacidad de autorregulación psicológica y emocional. Una fuerza que nos ayuda a convertir en oportunidad creativa nuestras miserias, nuestro dolor y nuestros errores. La emoción nos informa de que necesitamos cambiar algo y nuestros recursos psicológicos internos nos ayudan a realizarlo. Como resume Lourdes Garrido en su artículo El asistente interior, basándose en el trabajo terapéutico de Norberto Levi:

“Norberto habla de cómo el organismo tiene una tendencia de autocuración biológica y autorregulación biológica y así es cómo llegó a plantearse que también existía una autorregulación psicológica, en la que el rechazo de algunos aspectos interiores es un reclamo que lucha para poder transformarlos. Es un desacuerdo interior que da como resultado un grito ante la desesperación de querer cambiar algo en nosotros y no encontrar la manera. (…) Este impulso de querer cambiar es un motor de nuestro desarrollo muy importante que no hay que menospreciar sino saber utilizar, y es aquí donde nos solemos encontrar aún en pañales y no hemos aprendido todavía mucho sobre cuál es la forma de cambiarlos.”

Lourdes habla también del asistente interior, como esta voz mediadora dentro de nosotros, que nos ayuda en esta autorregulación emocional. Vale la pena confiar en que dentro de nosotros tenemos estos recursos. Y podemos potenciarlos con ayuda de las narrativas y de muchas técnicas psicoterapéuticas para mover las emociones.

La emoción es cambio y creatividad

dolor emocional y placer emocionalA modo de conclusión. Viviendo lo más plenamente posible mis emociones, estas me ayudan a crear sentido y a seguir mejorando mi vida. Y en esto me sirven tanto las emociones que llamamos positivas como las negativas. Mi sentir doloroso y frustrante me avisa de que algo no marcha bien en mi vida y me impulsa a cambiar. Y a su vez, las señales placenteras me avisan de que voy por buen camino. Todas ellas me ayudan a activar mis procesos creativos y de cambio. Abriéndose camino desde mi cuerpo y avanzando hacia la resolución de muchos de mis retos personales y colectivos. Por tanto, mi emoción es como la energía que inicia y mantiene mi transformación. Y a su vez mi mente y mi intuición aportarían propósito y dirección evolutiva.

Seguiré escribiendo sobre estos temas tan relevantes de la emoción y el cambio, mientras dialogamos juntos sobre ello. La verdad es que estoy aprendiendo mucho de vuestras vivencias reflejadas en post, redes sociales, comentarios y conversaciones presenciales. Al llevar todo lo que me reflejáis a la vida, siempre se me mueven cosas y aprendo alguna lección vital. Y además mi creatividad se dispara y surgen mis mejores escritos y relatos. Por tanto no dudéis en comentar que nos hace mucho bien a todos. Estamos en contacto dentro de este inmenso campo de inspiración mutua.

¿Qué te ha parecido este viaje desde el mapa de las emociones en el cuerpo, hasta la experiencia de las emociones habitadas?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

15 comentarios en “Mapa de las emociones en el cuerpo: Sus implicaciones en el cambio y la creatividad humanas”

  1. Un post muy completo, creo que da en la clave de cómo debe hacerse un buen trabajo con las emociones. Aún estamos en pañales al respecto pero es un buen comienzo. A todos nos queda mucho por aprender a gestionar las emociones, antes en la historia estábamos ocupados en otras cosas importantes para poder llegar aquí, pero creo que ahora ha llegado el momento de profundizar y de aprender todos cómo es eso de ser auténtico y de no seguir fingiendo día a día, hacer como que uno no está enfadado cuando se muere de rabia por dentro, hacer como que uno está alegre cuando tiene una tristeza inmensa, o hacer como que no pasa nunca nada. Eso no es real y si queremos crear cosas y cambiar las cosas entre todos toca ser nosotros mismos con todo lo que eso supone, sentir y vivir.

    Muchas gracias Nacho por tu post y por las menciones recibidas, siento un gran agradecimiento y conexión en este compartir.

    1. Si, estamos en pañales. Mientras escribía el post me daba cuenta de cuantas cosas voy descubriendo sobre mi sentir y el mundo inmenso por explorar. Solo conmigo mismo noto puertas que aun no me atrevo a traspasar y el mucho ruido que hay. Pero al menos ya no me asusta tanto.

      Sobre nuestros escapes y nuestras mascaras para fingir que estamos bien, ante el mundo y ante nosotros mismos… daría para mil post más… La autenticidad sería el tesoro y la emoción autentica nos guía hacia él con el machete y limpiando nuestras máscaras. Así lo siento ahora… Y me acuerdo de la estrella de Antonio Pacheco… ya os cuento…

  2. Excelente post Nacho, enhorabuena.
    En la línea que apuntas sobre la aceptación de nuestras emociones, las que sentimos como “positivas” y también las “negativas”, desarrolla Isabel Aranda en su última obra “Emociones Capacitantes” una descripción de cómo vivimos nuestras emociones de manera integral y expresa cómo ellas son el motor de nuestra transformación.
    Un abrazo

    1. Gracias Ruth. Estoy mirando ahora el blog de Isabel Aranda. Me llega mucho su síntesis de que las emociones nos capacitan para la acción. Veo que en Werden también hablas de ello. Iré leyendo. Me recuerda esto a como voy descubriendo en mi que el enfado y la rabia me aportan la energía creativa, vital y digna que suelo esconder. Despertar y canalizar esto me esta ayudando mucho, y si, me esta capacitando para la acción…. y de aquí a la creación y transformación. Gracias de nuevo por abrirme vías. Otro abrazo!

  3. Mariluz López

    Estupendo y completo post, Nacho….Gracias…. considerando que me parece un tema tan importante, desde una personalidad como la mia: “estar dominada por las emociones y dejarse arrastrar continuamente en su montaña rusa” . Para mi es una de las tareas mas importantes, identificar, escuchar,sentir y gestionar las emociones, pues las siento como un nexo de unión con el mundo, una puerta de entrada hacia mi consciencia de ser humano, un motor de impulso hacia la creatividad….y todas tienen su importancia, todas me señalan algo.

    1. Gracias Amor! Para mi tiene mucho sentido el habernos unido tú y yo. Sin tu montaña emocional yo seguiría en muchos momentos en mi cabeza filosofando, paralizado y dudando. Gracias a ti, lo cotidiano esta lleno de riqueza, mi mente se aclara y mi parálisis se transforma en acción esencial. Tú eres la demostración de que la emoción es acción, creatividad y unión. Aprendo mucho de ti, e incluso de nuestro aprendizaje juntos surgen relatos llenos de dolor y vida. ¡Gracias por siempre! Musa, fuerza de mar y luz de amor. Te amo.

  4. Hola Nacho sin duda un gran Post y de mucho interés para mi, de hecho estoy realizando un curso de Inteligencia emocional y muy importante saber manejar nuestras emociones tanto en lo personal como en lo social… seguimos en contacto.
    Gracias

    1. Gracias Fernando. Me alegro mucho que te aportara. Un placer tenerte por aquí. Mi deseo es poder hacer de este espacio un lugar casa vez más participativo y centrado en estos temas que tan importantes nos parecen. Un abrazo!

  5. yo soy un nueve con eso esta dicho todo a este respecto. Sin embargo no estoy del todo conven
    cido de que seria mas feliz dejándome llevar por las emociones. Tienes algo que decir?

    1. Hola Ramón. Ya nos conocemos ambos y hemos aprendido mucho con Antonio. No sé decirte si vivir las emociones me hace más feliz o infeliz… aunque tal vez sea más está última. Creo que en mi caso me duele más la vida desde que permito que habiten en mi algunas emociones. Era más “fácil” anestesiarlas en una vida plana. Y al sacar a la luz lo que estaba escondido, incluyendo emociones, la locura viene más. Y bendita locura por Dios, que me permite salir de esta crisis de deambular por la vida sin chicha ni limonada. Si, dejarme llevar por mis emociones me revuelve y no me siento más feliz de personaje… aunque si me siento más pleno de fondo, de esencia… Esto es lo que me ha salido de respuesta. Espero que te diga algo. Un abrazo Ramón!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Con mucho gusto te informamos que el responsable de tratar con cariño y transparencia la información que nos mandas es el Centro InterSer de Palencia, siendo la finalidad el poder ponernos en contacto y dialogar contigo en relación al Proyecto InterSer. Es por tanto tu legitimación y aceptación de la política de privacidad lo que nos da tu consentimiento para usar tus datos solo con estos fines de comunicación. Te contamos además que tus comentarios los alojamos y gestionamos con ayuda de WordPress. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en interser@interserediciones.com. Para más información lee nuestra política de privacidad. Gracias 🙂

Clase gratuita de yoga «suave» para ayudarte a reducir el estrés y tus molestias físicas

Descubre otro camino cariñoso para sentirte bien con tu cuerpo que no sea forzar a tu cuerpo a hacer posturitas rígidas o ir al gimnasio 😉

Clase grabada para que la hagas cuando quieras, con soporte y acompañamiento de Luna Martínez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace anterior para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba